Página principal

Región sudeste

Matriculados


Compartir:

626

Superficie


75.343 km2

Partidos


22

Detalle de partidos


Ayacucho, Azul, Balcarce, Benito Juárez, General Alvarado, General Alvear, General Guido, General Lavalle, General Madariaga, General Pueyrredón, Lobería, Maipú, Mar Chiquita, Necochea, Olavarría, Partido de la Costa, Pinamar, Rauch, Tandil, Tapalque, Tordillo, Villa Gesell.

Region sudeste


PRESIDENTE:

Juan Pedro Platz

SECRETARIO:

Daniel Garaguso

TESORERO:

Andres Jauregui


SEDE:

Tandil

DOMICILIO:

Garibaldi 1048
(B7000GSV)

TELEFONO:

(249) 428-6222

CORREO:

secretariarse@ciafba.org

Enviar Whatsapp

Noticias y novedades

Te invitamos a conocer las últimas noticias e informaciones relacionadas con la región.

Próximas actividades

Detalle de eventos y actividades de interés a realizarse próximamente en la región.

Por el momento no hay actividades ni eventos disponibles.

El clima en la región

Estado del clima actualizado al momento. Hacé clic sobre cada partido para ver el pronóstico extendido.

AYACUCHO

AZUL

LOBERIA

MADARIAGA

MAIPU

MAR DEL PLATA

NECOCHEA

OLAVARRIA

RAUCH

TANDIL

Copyright CIAFBA.ORG - Todos los derechos reservados. Diseño web: Lightfaro

Agroquímicos: “Si se hubiese respetado la ley, hoy no estaríamos discutiendo ningún tipo de situación”

Octubre 2020


Tras conocerse el pedido elevado al Ejecutivo local, por parte de la Defensoría del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires, de adoptar medidas pertinentes para el uso de agroquímicos, accionado por una denuncia de vecinos de la localidad de Gardey, Nueva Era se comunicó con el ingeniero agrónomo- MP 00002 CIAFBA-, Pedro Platz, para que aportara su mirada al respecto y diera cuenta de la problemática y las discusiones que se llevan a cabo sobre la aplicación de fitosanitarios.

La provincia de Buenos Aires cuenta con una Ley de Agroquímicos- N°10.699-, sancionada en 1988, complementada por su reglamentación- decreto 449, año 1991, que le proporcionó a la comunidad, un instrumento legal que procura proteger la salud humana, los recursos naturales y la producción agrícola a través de la correcta y racional utilización de los productos plaguicidas- y algunas resoluciones ministeriales.
En diálogo con Nueva Era, el ingeniero Pedro Platz dijo: “la ley es bastante completa porque desde un principio plantea el hecho de que cualquier aplicación de un fitosanitario debe realizarse a través de una receta agronómica, que incluye, más allá de la prescripción del profesional para el uso del producto, las recomendaciones para hacer un buen empleo del mismo”.
Para Platz, además, “si el profesional recomienda cómo aplicarlo y cuáles son los límites, y el aplicador lee la receta, se terminaría un poco todo el debate. Creo que si respetáramos la ley a rajatabla, no estaríamos discutiendo estos problemas, porque el profesional está perfectamente calificado para prescribir lo que corresponda. Es tan simple como eso”, afirmó.

“Los productos no son inocuos”
Con esas palabras, el docente adscripto de la cátedra de Mecanización agrícola de la Facultad de Ciencias Agrarias de Balcarce, se refirió a los peligros existentes ante una mala aplicación de los agroquímicos. “Todos los productos que se usan en el campo tienen un nivel de toxicidad, hasta para el que los manipula- para el ser humano la peligrosidad está catalogada según distintos tipos de colores-“, explicó.
Igualmente, todos los pesticidas para ser comercializados, pasan por varios estudios- “que llevan entre 8 y 10 años”- que los habilitan según el nivel tóxico que puede tener para los seres humanos y el ambiente, es decir, “cursos de agua, para los peces, aves, insectos- la abeja, por ejemplo, es un organismo muy sensible- y mamíferos, entre otros. Y, justamente, es el profesional el que sabe y entiende si se puede aplicar o no, y cómo se hace”, destacó.
Por eso, para el ingeniero, la mayor problemática radica en cómo se aplican los agroquímicos. “Que haya un profesional atrás que prescriba la forma en que debe realizarse, es lo importante. Hay una ley, hay profesionales capacitados para hacer, primero, un diagnóstico y, posteriormente, una receta; y, al finalizar, la normativa dicta que hay que elaborar un acta en la que queden certificados todos los pasos del proceso realizado”, sostuvo.
“Siempre hago hincapié en que la distancia no es lo más importante”
Así se refirió Platz a uno de los aspectos que podrían definir la buena calidad de la aplicación de los agroquímicos. “Un aplicador puede estar suministrándolo a más de mil metros de distancia, de una zona con riesgo de contaminación, e igualmente hacerlo mal y contaminar. Obviamente que la cantidad de producto que puede llegar a derivar de un lugar a otro es distinta, pero no se soluciona el problema desde ese punto de vista”, afirmó.
Y, siguiendo esa línea, continuó: “se soluciona con una prescripción adecuada a través del documento legal que es la receta agronómica, con la que el productor compra el insumo y se lo da al aplicador- quien está arriba de los equipos autopropulsados, llamados mosquitos-. Al finalizar, el operario debe hacer un acta, en el que deja constancia de lo aplicado, la forma en que lo hizo y las condiciones ambientales en que fue realizado”.
En la ley vigente, todo lo explicado por el ingeniero Platz está especificado. Sin embargo, el dictamen que vela por la protección de la salud humana, recursos naturales y la producción agrícola mediante el uso racional de productos químicos o biológicos, “no se cumplió nunca y por eso hoy estamos discutiendo una cosa que en realidad es muy sencilla”, dijo.

La importancia de la presencia de los profesionales
Los cultivos también presentan vestigios de enfermedades. “Cuando las personas tienen un síntoma, van al médico que tras diversos análisis y estudios, les otorga la receta adecuada. Y eso es lo que hace el ingeniero agrónomo en el campo. Las plantaciones son los pacientes que hay que revisar, para que no tengan enfermedades, maleza o insectos, entre otras cuestiones”, explicó Platz.
El ingeniero está capacitado “para decidir si la intervención química es necesaria o no. Y, en caso de que haya una enfermedad importante, le dice al productor qué fitosanitario debe aplicar y cómo debe hacerlo, a través de una receta, al igual que un médico. No hay otra manera de hacerlo, porque va a salir mal y esto puede provocar un serio problema”, enfatizó.

“Reconozcamos que se hicieron las cosas mal”
Consultado respecto a los cambios necesarios para disminuir en gran medida el impacto de los agroquímicos en la sociedad y el medio ambiente, Platz reiteró que “cumplir con la ley ya sería suficiente. Con una receta de por medio, el aplicador sabe lo que tiene que hacer y cuándo debe parar, en caso de estar haciéndolo mal. Los riesgos de realizar malas aplicaciones son innumerables, por eso lo tiene que manejar un profesional”.
La firma del acta al finalizar el proceso de colocación del fitosanitario es igual de relevante, ya que, “en caso de que algo no salga correctamente, queden establecidos los pasos realizados por el operario”, comentó el ingeniero que también dicta cursos dependientes del Ministerio de Agroindustria, referidos a la aplicación de agroquímicos, para otorgar el carnet de aplicador.
Otra de las cuestiones que consideró importante para aportar a la problemática son los controles. “Debería haber más inspecciones, porque aquello alinearía a todos los productores y aplicadores con respecto a la normativa, y favorecería a que se entendiera que el producto tiene una toxicidad y hay profesionales que hacen recomendaciones para su correcta aplicación”, explicó.
Para finalizar, Platz no quiso dejar de referirse a la denuncia realizada por los vecinos de Gardey como algo que si existe es porque “alguien hizo las cosas mal. Y esto ocurre por dos razones: la ignorancia y la necesidad de entender que hay una ley- desde hace 30 años- que debe ser cumplida. Creo que faltó una mayor fiscalización, donde el productor estuviera más alerta y se cuidara más para no ser multado”, expresó.
Las moléculas de los agroquímicos, tienen una toxicidad perjudicial para el ambiente y la salud de los seres humanos, por lo que “no se puede aplicar a gusto personal; Y ahí está la simpleza de la situación: hay que aumentar los controles- más seguidos, firmes y con resoluciones rápidas- y los productores, a sabiendas de la exigencia en las inspecciones, deben tomar consciencia y contratar a los profesionales como corresponde”, finalizó.

Compartir:

Una entidad con cada vez más presencia

Septiembre 2020


La formación del Colegio de Ingenieros Agrónomos y Forestales de la Provincia de Buenos Aires cumplió un viejo anhelo de los profesionales vinculados a estas actividades. Necochea integra la Región Sudeste


 


 

Compartir:

Poner en valor al Agrónomo

Agosto 2020


"Pasaron muchos años donde prácticamente no se reconocía la labor del ingeniero agrónomo"
RURAL sábado, 8 de agosto de 2020 18:21
"Pasaron muchos años donde prácticamente no se reconocía la labor del ingeniero agrónomo"
La productividad argentina ha ido aumentando en las últimas décadas como consecuencia de la incorporación de conocimiento y el uso de la tecnología, el mejoramiento genético, la siembra directa, la aplicación de fertilizantes, la agricultura y la ganadería de precisión y la incorporación de las buenas prácticas, entre otros muchos ejemplos.

El ingeniero agrónomo es quien propicia y transfiere conocimientos para mejorar y aumentar la producción animal y vegetal, y además de cuidar el impacto sobre el medio ambiente.

El ingeniero agrónomo Pedro Platz (MP 00002) es presidente de la flamante Región Sudeste del Colegio de Ingenieros Agrónomos y Forestales de la provincia de Buenos Aires (CIAFBA) y miembro de la Asociación de Ingenieros Agrónomos de Balcarce. Entrevistado por El Diario, dijo que "uno de los muchos desafíos que los ingenieros agrónomos enfrentamos hoy día es el solo hecho de ser consultados y contratados para dar las garantías necesarias de producir de manera sana, segura y sustentable".

- ¿Se hace necesaria la capacitación constante teniendo en cuenta los avances tecnológicos que apuntan a producir más y mejor, y de manera sustentable?

- Si. La tecnología avanza a pasos agigantados y esto para nosotros es muy bueno porque mucha información de la que antes estimábamos en función de nuestra formación académica, hoy día se mide con equipos especiales que nos dan datos valiosísimos para tomar decisiones en el momento o a largo plazo.

- ¿Crece la demanda del ingeniero agrónomo por parte de los productores?

- Aumenta pero no al ritmo que las necesidades diarias lo requieren. Como ya mencioné, la tecnología es uno de los motivos de mayores consultas, pero algo que nos preocupa mucho es que en todo aquello relacionado con el cuidado del medio ambiente no somos consultados y se siguen cometiendo irregularidades, principalmente en aplicaciones para el cuidado de los cultivos sin prescripciones profesionales que aseguren y garanticen el cuidado de la salud de la población y el ambiente.

- ¿Cómo juega en el ingeniero agrónomo la capacidad de adaptación ante los cambios que se producen?

- Las adaptaciones son rápidas. De hecho, en general el profesional es el que propone los cambios y eso va de la mano con los resultados de nuevas investigaciones y ensayos que se realizan todos los días.

LA TECNOLOGíA DIGITAL
- ¿Qué perspectivas tienen acerca de la profesión atendiendo a la evolución constante de la tecnología, principalmente la digital?

- La tecnología digital nos brinda innumerables herramientas que agilizan las tareas diarias en el campo. En una aplicación, hoy día tenés toda la información necesaria para tomar decisiones en un mismo lote. Por ejemplo, antes se anotaba en papel o cuadernos que en muchas ocasiones se perdían o tardabas mucho más tiempo en recuperarlas. Las aplicaciones están vinculadas con la información que un asesor realiza en el campo, ya sean monitoreos, prescripciones, evaluaciones, etc. y la puede relacionar con toda la información de otros años, compararla y decidir en función de ello.

- Balcarce tiene el privilegio de contar con una de las facultades más reconocidas del país, que integra la denominada Unidad Integrada junto al INTA. ¿Esto es un plus para el profesional egresado de ella?

- Si, por supuesto. La Facultad de Ciencias Agrarias tiene la posibilidad de dar gran parte de sus materias con prácticas a campo. Esto, y además el poder contar con excelentes profesores que a su vez tienen sus propios laboratorios de trabajo vinculados al INTA, permiten que los estudiantes logren aprender de manera completa su profesión para una mejor inserción en las fuentes de trabajo.

- El campo ya no es materia exclusiva de los hombres. Cada vez se ven más mujeres ejerciendo la profesión. ¿Es así?

- Así es. Por suerte cada vez más mujeres integran los equipos de trabajo en las empresas y sus aportes son valiosísimos para tener una mirada, muchas veces distinta, que permite mejorar día a día nuestra profesión.

- Un hecho trascendente se produjo en 2019 con la constitución del Colegio de Ingenieros Agrónomos y Forestales de Buenos Aires (CIAFBA). ¿Qué beneficios trae aparejado para el afiliado?

- No es una "afiliación". El CIAFBA es una institución que vela por el ejercicio legal profesional, tiene entre muchas otras obligaciones como controlar las matrículas de sus profesionales y cuidar los derechos de estos sobre aquellos que ejercen ilegalmente sin matrícula.

- ¿Cuál es la situación laboral del ingeniero agrónomo en Balcarce?

- Balcarce y la zona tienen la virtud de desarrollarse muchas actividades en la que un ingeniero agrónomo es el único profesional que puede realizarla y certificarlas. Algunas de ellas todavía no están reguladas como actividades profesionalizadas pero el CIAFBA está trabajando en ello y ordenando estas mismas para garantizar a la sociedad la intervención de un profesional formado y únicamente capacitado para certificar dichas actividades.

¿Cómo está trabajando la Asociación de Ingenieros Agrónomos de Balcarce? ¿Se acerca a participar el profesional?

- La AIAB formada hace varios años mantiene un vínculo directo con sus colegas, realizando capacitaciones, actividades de vínculos con la sociedad balcarceña en plantación de árboles, por ejemplo, vinculado con escuelas, etc. Así que la actividad es intensa comparada con la poca difusión que se realizan de las mismas. Por eso agradecemos que nos entrevisten, se preocupen y ocupen de difundir nuestro silencioso trabajo. Somos lo únicos profesionales que garantizamos la inocuidad de los alimentos que consumimos día a día y protegemos el medio ambiente para la prosperidad de las generaciones futuras. Han pasado muchos años donde prácticamente no se reconocía la labor del ingeniero agrónomo. Hoy día consideramos una actividad esencial que lentamente va cambiando muchos de los errores que se cometieron en la forma de producir. Hoy no se debería poder producir si un ingeniero agrónomo no certifica cómo, cuándo y dónde se produjo ese nuevo producto. En poco tiempo más lo vamos a lograr. Por último, quiero saludar a los colegas e invitarlos a que se acerquen al CIAFBA. El Colegio cuenta actualmente con alrededor de 2.500 matriculados a nivel provincial. Es una entidad abierta y con mucha voluntad para escuchar y trabajar en pos de jerarquizar la profesión y el compromiso con la sociedad en su conjunto.

Compartir:

Los agrónomos 2.0: Cambios que impulso el nuevo contexto y que marcarán nuevas formas de trabajo en el sector

Agosto 2020


La pandemia tiene en vilo al mundo y, propone nuevas formas para desarrollar las distintas actividades de cada sector. El mundo del agro no queda exento y nuevas formas de trabajo se incorporan en las empresas del sector. El cambio de las rutinas y el apoyo en nuevas tecnologías disponibles para el relevamiento de datos y análisis de diferentes situaciones son un sello que seguramente quede para el futuro. En ese sentido la pandemia acelero un cambio que ya se venía dando en el agro.


Para los que veníamos más acostumbrados al trabajo de escritorio, digamos que no nos cambió tanto, para aquellos de andar el lote todos los días, el marco les propone investigar nuevas formas de hacer las cosas. En estas nuevas formas, se gana y se pierde como todo, pero nos desafía a ser más eficientes en el uso del tiempo y criteriosos a la hora de analizar datos. Los procesos estandarizados son claves en este cambio.


No implica, no ir al lote, pero si nos propone hacerlo con un criterio distinto y un punto de llegada a la tranquera con otra valoración de la información disponible. El sector, en general, está muy acostumbrado al contacto humano día a día, hoy eso cambio y las plataformas de videoconferencia, se han vuelto nuestras salas de reuniones, donde exponemos y tomamos las decisiones de las empresas. El ingeniero agronomo, Guillermo Indaco, Vocal CIAFBA Región Sudeste, respondió algunas preguntas sobre la situación actual para los profesionales de la agronomia.


¿Cuáles son los Desafíos para adelante en este sentido?


Desde la profesión, sin dudas el desafío más grande, para mí, pasa por la formación como profesionales. Los agrónomos requerirán entender nuevas tecnologías, trabajar en un ecosistema distinto en una abierta vinculación con otros sectores y otros “idiomas” a los que hoy no estamos habituados. Los emprendimientos AgTech son una buena muestra de ello, donde agrónomos, Tecnólogos, Programadores y otros profesionales deben entenderse y trabajar en equipo para llegar al desarrollo de nuevas soluciones


Desde el sector, el desafío pasa por colaborar para que la tecnología disponible y la que vendrá pueda bajar en forma efectiva y a un costo razonable para que el productor pueda tomarlas. Seguramente hagan falta políticas y crédito en ese sentido. Además de comunicar y demostrar los beneficios de las nuevas tecnologías.


Este escenario, nos propone un futuro en el que seguramente el sector encontrará un nuevo equilibrio entre el uso de la tecnología y la forma de vincularse con el resto de la sociedad en su conjunto. Habrá que repensar la forma de hacer agricultura en el futuro, que es hoy.


¿Cómo se adaptó el Colegio de Ingenieros Agrónomos en este contexto?


El colegio está formado por 4 regiones con sus respectivas comisiones directivas por cada zona y una comisión directiva provincial. En principio, todas las reuniones mensuales tuvieron que ser rediseñadas y aprender a convivir con lo virtual. Algo que ya es un hecho y que nos ha dado la oportunidad de ser más ordenados y eficientes en el uso del tiempo.


También tuvimos que implementar cambios en los trámites formales de matriculación y visado, los cuales se pueden hacer 100% a distancia y de manera digital.


Nos llevó dentro de algunas comisiones específicas de trabajo a replantear los objetivos y repensar en tema de capacitaciones y digitalización junto a las universidades y entidades del sector.


¿Algo que quieras agregar?


Dejame saludar a los todos los colegas que esta semana tuvieron su día, en conmemoración del día del Ingeniero Agrónomo e invitar a aquellos que todavía no se han acercado al CIAFBA a hacerlo. Hoy el colegio cuenta con alrededor de 2.500 matriculados a nivel provincial y es una entidad abierta con mucha voluntad para escuchar y trabajar en pos de jerarquizar la profesión y el compromiso con la sociedad en su conjunto.


El CIAFBA tiene la obligación de velar por el ejercicio legal profesional, tiene entre muchas otras obligaciones controlar las matrículas de sus profesionales y cuidar los derechos de estos sobre aquellos que ejercen ilegalmente sin matrícula. Hoy día son muchas las actividades propias de la profesión y veremos en el futuro sumarse todavía algunas más, que hoy no están reguladas como actividades profesionalizadas pero el CIAFBA está trabajando en ello y ordenando estas mismas para garantizar a la sociedad la intervención de un profesional formado y únicamente capacitado para certificar dichas actividades.

Compartir:

La Tecnología, un aliado para los Agronomos en este nuevo escenario

Agosto 2020


Con la tecnología como aliada, los ingenieros agrónomos siguen de cerca la cadena de producción de alimentos

En la fecha en que se celebra su Día, la flamante organización que nuclea a los agrónomos e ingenieros forestales se refirió a un presente con buenas expectativas. En un año y medio de vida lograron el 50 por ciento de los matriculados y esperan seguir creciendo. Convenios y líneas de trabajo que incentivarán la colegiatura, que es ley.

Seguir Leyendo en el link

Compartir: